MADRES QUE ORAN

Las madres son un regalo de Dios, amémoslas, comprendámoslas, valorémoslas, bendigámoslas y sobre todo aprendamos a disfrutar de su amor incomparable.

Este ministerio ofrece una atmósfera confidencial y de amor donde a través de las oraciones las cargas se hacen más livianas, se eliminan temores, se encuentra consuelo, se fomenta el amor por nuestros hijos, se desarrollan amistades profundas, y hay crecimiento espiritual.

 

Ésta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye.

1 Juan  5: 14